Un mosquito no puede frenar una locomotora, pero puede llenar de ronchas al maquinista (Quino)
¿Es tu primera visita a Nanopoder? Quizás te interese suscribirte al feed o recibir las entradas en tu e-mail a medida que se publiquen.

El silencio de los inocentes

lunes, 5 de mayo de 2008

Más alla de que el objetivo de un banco, como empresa privada, es maximizar su rentabilidad y no perseguir fines sociales y menos de un país extranjero, cuando el Estado no pague el crédito por el tren bala, porque en siete años (pasado el período de gracia) no tendremos con qué, ¿cuánto derecho a reclamo tendrán? ¿Pueden alegar inocencia y exigir el pago de un crédito contraído para un proyecto corrupto e imposible de ser terminado?

5 comentarios:

Florencia dijo...

Hola Coki, che me mandaron esto por mail y quería saber que tan verídicos son los números, aunque algunos se parecen a los que dieron en el diario el domingo o el sabado.

Saludos

EL PROYECTO DEL TREN BALA:
- 320 kilómetros por hora.
-Por lo menos 4.000 millones de dólares.
- 1.000 km de vías que sólo podra usar este tren, ya que no sirven para los trenes comunes, y sólo para transportar pasajeros.
- Un pasaje que costara entre 300 y 400 pesos, inaccesible para la mayoría de la gente.
- Sólo comunicará 3 ciudades ( Buenos Aires , Rosario y Córdoba). No comunica distintas zonas del pais ni resuelve el problema de los pueblos que están incomunicados.
- Nos hace depender de la tecnología francesa. Este tipo de tren bala no ha funcionado en ningún otro país fuera de Europa porque necesita desarrollos tecnológicos muy complejos con los que nuestro país no cuenta para su mantenimiento.
- No reimpulsa la industria ferroviaria nacional.
- Aumenta la deuda externa, ya que una gran parte la financia el Banco Societe Generale de Francia.

EL PROYECTO TREN PARA TODOS [el que hace el Proyecto Sur-grupo de Pino Solanas]:
- 120 km por hora (tres veces el promedio de velocidad actual).
- 3.100 millones de dólares. 1.000 millones de dólares menos que para el tren bala.
- 18.000 km de vías reconstruidas a nuevo: 7.000 km de vías para trenes de pasajeros y de carga y 11.000 más sólo para trenes de carga. 300 locomotoras, 900 coches de pasajeros y 15.000 vagones para carga.
- Los pasajes costarían varias veces menos de lo que cuesta actualmente un pasaje en micro.
- Llegaría a todas las zonas del país (Noroeste, Noreste, Cuyo, Centro y Patagonia), a todas las grandes ciudades, y a cientos de pueblos que volverían a conectarse con las grandes ciudades, bajando costos de transporte y reactivando las economías regionales.
- Utilizaría tecnología nacional y del Mercosur al alcance de las capacidades de nuestro país.
- Reimpulsa la industria ferroviaria nacional con la construcción de vagones, el ensamble de locomotoras y la producción de repuestos, generando trabajo.
- El Banco Central tiene reservas por 50.000 millones de dólares, es decir que se puede hacer sin aumentar ni un centavo la deuda externa.

Coki dijo...

Florencia, a mí también me llegó lo que decís. A vuelo de pájaro, los datos parecen correctos.
Lo único con lo que no coincido es con el tema de las reservas. No es ese, según entiendo, el destino de las reservas del BCRA.

De cualquier modo, me parece que analizar en detalle una bestialidad como el tren bala no tiene gran sentido, como hablaba aca: http://www.nanopoder.com.ar/2008/04/analizar-lo-burdo.html

Francis dijo...

Coki, las reservas no son necesariamente para eso pero se puede emitir un bono a 30 años por ejemplo para hacer las obras de infraestructura.
Saludos.

Coki dijo...

Francis, no sé si es momento de seguir agrandando la deuda.
Más alla de eso, el sentido del post es que me sorprende que luego le echemos la culpa a los bancos y entidades internacionales por dar crédito a Argentina para emprendimientos corruptos.
Aca estamos hablando de un crédito a 30 años para hacer un inútil tren bala y, curiosamente, con 7 años de gracia.
Si vamos a hacer cosas positivas para el país.... quizás es otra cosa.

Francis dijo...

Coki, no digo aumentar la deuda externa, sino justamente como hacen los paises desarrollados, endeudarnos en nuestra propia moneda con el banco central (¿es un banco al fin y al cabo no?) para financiar el reacondicionamiento de nuestra infraestuctura ferroviaria existente (e incluso tender algunos ramales más), pero por cierto no el tren bala por ahora (en lo cual si coincido con vos es una payasada de aqui a las inversiones chinas).
Saludos.