Un mosquito no puede frenar una locomotora, pero puede llenar de ronchas al maquinista (Quino)
¿Es tu primera visita a Nanopoder? Quizás te interese suscribirte al feed o recibir las entradas en tu e-mail a medida que se publiquen.

Muerte del congresista colombiano

viernes, 9 de mayo de 2008



La muerte del diputado frente a las cámaras en Colombia, que se dice que pudo haber sido salvado de atenderlo a tiempo, debería recordarnos que vivir en países de tercer mundo, ineficientes y corruptos, puede tener consecuencias mucho más graves que tener que soportar trenes bala, tiranía y demás.

4 comentarios:

Paula dijo...

Sólo quería saber una cosa?

Dónde puedo comprar ese pato?

Blackbird dijo...

Realmente lamentable.

Por otro lado, no puedo dejar de elogiar esa gran foto. De más está decir que la "tomé prestada".

Saludos.

Aleluya dijo...

Honestamente, creo que se murió porque se tenía que morir. Con o sin ambulancia esperando afuera. No se puede evitar lo inevitable. Era su momento, pobre hombre. Ya está. Ojalá que no hagan en Colombia lo que se acostumbra en Argentina, jugar con el morbo televidente y pasar un millón de veces las imágenes.

Coki dijo...

El morbo ya empezó y las imágenes están dando vueltas inevitablemente. Más alla de que tuviera que morir o no, resulta claro que no recibió atención médica con la velocidad y profesionalismo que requería para tener alguna chance.