Un mosquito no puede frenar una locomotora, pero puede llenar de ronchas al maquinista (Quino)
¿Es tu primera visita a Nanopoder? Quizás te interese suscribirte al feed o recibir las entradas en tu e-mail a medida que se publiquen.

El farolito argentino

miércoles, 18 de junio de 2008


¿Nadie es capaz de relacionar la corrupción y la mediocridad argentinas con el hecho de que un farol se caiga y mate a alguien? ¿No se dan cuenta de que estas también son consecuencias de que no haya leyes, normas ni preocupación por la seguridad?

Total, ¿a quién le va a afectar si me ahorro unos pesos y lo instalamos así nomás / no le damos mantenimiento?

Pero bueno, lo aceptamos como algo más de la "picardía" argentina, que también se ve en las construcciones que se desmoronan y matan a obreros, en incendios en lugares sin preparación para emergencias, etcétera (agrego ejemplos para evitar el debate puntual sobre el farol).

5 comentarios:

Franco dijo...

y a nadie de los del acto se le paso por la cabeza que en esas grandes telas/cartel el viento hace una fuerza tremenda capaz de romper algo asi?

me hace recordar la vez que se cayo un puente cuando en una protesta todos empezaron a saltar sincronizados.

tan poca inteligencia tiene nuestra sociedad?

la respuesta es que lamentablemente si...

Coki dijo...

Franco, coincido, justamente a eso me refería, creemos que nuestros actos no tienen consecuencias y que somos muy vivos por hacer las cosas mal.
Nos reímos de las normas de seguridad y luego decimos que estas cosas son casuales, como escuché decir ayer por televisión.

Anónimo dijo...

de hecho, no había carteles colgados de ese farol.

Una simple y sencilla desgracia.

Y miles de idiotas que no tienen respeto por nadie, desprestigiando al muerto "porque fué por $100 y una coca".

Enterremos a Perón dijo...

El farol se cayó porque le ataron un pasacalle. Quienes ataron el pasacalle son los responsables. Punto.

tissot watches dijo...

Que la vida, así como el tissot watches
Tissot t touch
tissot prc200
tissot mens watch trabajo duro, para disfrutar de la vida, disfrutar ahora