Un mosquito no puede frenar una locomotora, pero puede llenar de ronchas al maquinista (Quino)
¿Es tu primera visita a Nanopoder? Quizás te interese suscribirte al feed o recibir las entradas en tu e-mail a medida que se publiquen.

El mensaje de Freddie Mercury

viernes, 5 de septiembre de 2008


Siempre estuve en contra de la idea de que hay que vivir cada día como si fuera el último. Creo que hacerlo contribuye a que lo sea.
Pienso que hay que vivir sabiendo que habrá un último. Hay que intentar que sea lo más lejano posible, pero es muy probable que llegue (yo tengo planes de ser inmortal y por ahora vengo muy bien). Y un punto fundamental es no tener cosas pendientes.
Hay dos ejemplos que tengo muy presentes. Voy a contarles uno de ellos. Si me permiten, les pido que no se queden en analizar el caso en sí, sino la idea. Pueden cambiarlo por aquel que a ustedes les parezca más adecuado.
Una persona a la que admiro mucho es Freddie Mercury, el cantante de Queen. Por supuesto, mi admiración surge de su talento, de su música. Pero quisiera destacar algo de su vida personal.
A mediados de los ´80 (quizás 1986, no es sabida la fecha exacta) supo que tenía SIDA y que iba a morir. Cualquiera de nosotros, pasado el impacto inicial, dejaría todo lo que está haciendo y se dedicaría a disfrutar al máximo de su vida ¿Para qué voy a ir al trabajo o a la facultad?
Sin embargo, no cambió su vida. Estableció prioridades de lo que quería hacer y fueron sus años más prolíficos musicalmente. Grabó un disco con la cantante de ópera Montserrat Caballé, lanzó uno solista y cantó casi hasta el último día de su vida (murió afónico). 
Cuento tres pequeñas anécdotas:
1) Cuando se iba a grabar la canción The Show Must Go On, apenas podía caminar. Sufría dolores en el cuerpo y le costaba sostenerse en pie. Según relata Brian May, al momento de pararse frente al micrófono realizó una de sus mejores interpretaciones. Estaba lleno de vida.
2) El guitarrista estaba por editar su primer disco solista en la fecha aproximada en que moriría. Se dice que Freddie dijo "dejalo que lo lance, ¿qué mejor publicidad podría tener?
3) Es conocido su pedido permanente de "¡more words, more words!", para poder dejar la mayor cantidad posible de material grabado.
En definitiva, saber que iba a morir no cambió las elecciones de su vida, sólo las intensificó.
Me parecería increíble que alguien me dijera "te quedan X meses de vida" y yo responder "¿Y? Correte que me tapás la luz".
Hoy Freddie Mercury hubiera cumplido 62 años.

12 comentarios:

Max Dicásolo. dijo...

Freddie era un ser y es un ser especial, grávido de talento, con un poder increíble frente a su público, tanto así que su vida "sigue viva" en todos los que gustan de un personaje intenso.

que sirva también esta entrada tan buena tuya para rendir homenaje a todos aquellos que enfrentan con gran valentía los momentos, esos, en los que parece haber una sola salida.

Un abrazo Coki.

Seba dijo...

Mercuri era un tipo que irradiaba vida al margen de saber que tenía SIDA. Un gran artista, que no solo peleó contra su emfermedad sino tam,bién cotra los prejuicios (en ese tiempo peor aún que ahora) sobre sus homosexualidad.
Un capo y encima una voz infinita.
Con respecto a lo otro, es obio que es un dicho y nada más...imaginate que todo el mundo viviera su día como si fuer el último? ja, ja sería un caos no?
La mayoría de los días son rutianrios y monótonos, lo que yo creo que se deben vivir al mango son los especiales o en realidad los momentos que cada persona considere especiales. La vida (creo yo) es tratar de pasarla lo mejor posibe en el buen sentido.
Saludos...

Castel dijo...

CARPE DIEM

cosecha el dia

vive el presente, no el mañana

no dejes para mañana lo que podes hacer hoy


ESTOY COMPLETAMENTE DE ACUERDO!

Facundo dijo...

Uno de los grandes hombres del rock, y sin dudas el cantante al que más admiro.

La energía que ponía Freddy en cada show es inigualable. Así como su increible voz.


Pero realmente, lo que hace a Freddie tan único son este tipo de actitudes ante la vida. Grabar hasta el último respiro, seguir su vocación hasta el último instante... Quien diga que no se conmueve al escuchar Show Must Go On, realmente no tiene alma.

Nos vemos en Velez!

José García Palacios dijo...

Hola de nuevo.

Ya he incluido el blog en mi lista de enlaces:
El rincón de la libertad

Un cordial saludo y mis mejores deseos.

Martha Colmenares dijo...

Muy buena la reseña.
Saludos

Blackbird dijo...

Sehahahshshshs!!! Nos vemos en velezzzz!!

moonport dijo...

Muy buen post para un genio como Freddie Mercury. No hay muchos que puedan llevar con entereza un enfermedad tan terrible y encima, seguir creando y trabajando.
Tuve la suerte de verlo en vivo en el '81 en Rosario, y es un recuerdo que llevaré toda mi vida.
Gracias por este momento.
Slds

Little Butterfly dijo...

¿Cual es el otro de sus ejemplos? Mencionó dos y yo leí sólo uno...

Coki dijo...

Little Butterfly, muy bién! Sos la única que notó el detalle.
El otro ejemplo es el de los músicos del Titanic, aunque no lo explayé por tres motivos:

1) Para hacer corta la entrada, que era por el cumpleaños de Freddie Mercury
2) Porque también es sobre música y no me pareció que aportara una visión
3) Porque me parece más un símbolo que una historia

Anónimo dijo...

Pequeños ignorantes que adulan a un agente del zoroastrismo.
Bien muerto este falso profeta como zaratustra.

Anónimo dijo...

Una voz inigualable! Es un sïmbolo, y ademas marco una epoca.
En principio, con algo estoy de acuerdo.

Porky