Un mosquito no puede frenar una locomotora, pero puede llenar de ronchas al maquinista (Quino)
¿Es tu primera visita a Nanopoder? Quizás te interese suscribirte al feed o recibir las entradas en tu e-mail a medida que se publiquen.

La soberbia no es pecado

jueves, 25 de septiembre de 2008

Estuve escuchando a Batistuta hablar en la previa de Perú-Argentina en Fox Sports y me llamó la atención, además de su inteligente visión del fútbol como sólo un juego, la soberbia con la que hablaba de su carrera.

Reconoció que su presencia amilanaba a los rivales y que él ayudaba a concretar lo creado por los talentosos del seleccionado.

Por mi parte, considero a la humildad una virtud menor. Si uno tiene una virtud destacada es difícil fingir que se la ignora. Que Federer sea humilde me parece absurdo.

Por otro lado, creo que esforzarse por ocultar nuestras virtudes puede generar que no sean descubiertas por los demás o desaprovecharlas.

Creo que lo importante es poder respaldar aquello que uno dice pensar de sí mismo. Y no estoy diciendo que haya que pregonar lo maravilloso que uno es, sino que no está mal saberlo.  La idea de que no hay que destacarse genera un sentimiento de culpa por ser bueno.

Volviendo a Batistuta, me hizo pensar que el rol del delantero requiere tolerar errar muchos goles (algunos de manera ridícula) y la crítica de varios sin que eso impida que siga intentándolo. Me hizo acordar a Sanfilippo, pero también a los deportistas individuales, como los tenistas, que necesitan un gran amor propio para enfrentar solos en la cancha a rivales, público, prensa, sponsors, televisión, entrenamiento y entrenador.

Me parece análogo al vendedor, que debe escuchar muchas negativas hasta obtener una venta. Ambos (delantero y vendedor) son el último eslabón del sistema, los que deben romper el hielo y concretar el trabajo de todos. Y eso requiere creerse el mejor.

14 comentarios:

Sine Metu dijo...

Me viene a la mente Palermo

Little Butterfly dijo...

Mmm una cosa es soberbia y otra distinta es tener el autoestima alto. Parecen similares, pero de hecho no lo son..

La soberbia de la que pecan varios de nuestros funcionarios, con la Mandataria a la cabeza, es el exceso de autoestima..

Cuando se sufre esa dolencia, se es muy difícil ajustarse a la realidad, hasta a la de uno mismo.

saludos!

Coki dijo...

Little Butterfly, coincido, pero la soberbia quizás pueda verse como autoestima comunicada.
Qué debe responder Maradona si le preguntan qué tal jugaba al fútbol?

B-K dijo...

Ja! te iba a chicanear con la soberbia de Cris, pero little butterfly se me adelanto con el tema.

Yo a la soberbia la veo siempre mal, lo que ocurre es que es muy subjetivo. Si yo te hago una pregunta del tipo "Como calificarías a tu Blog?" Tu respuesta puede ser calificada de soberbia o no de manera totalmente arbitraria. Lo de Batistuta en este caso no es soberbia, si no lo dijera seria "falsa molestia". Distinto seria que diga algo como "quien sos vos para hablar? Cuantos goles hiciste vos?" Eso seria soberbia desde cualquier punto de vista

eliana dijo...

El tema de la soberbia es que hay una pequeñísima parte que está ligada al azar o las circustancias o como uno lo quiera llamar.
Federer, ya que lo citaste, es un excelente jugador, lo sabe y puede decirlo que nadie le diría que no es así.
Pero hay partidos que perdió y va a perder, sea por el motivo que sea.
Entónces, el problemita con la soberbia creo que es el no bancarse que hay veces que el resultado escapa a uno mismo y las cosas pueden no salir como uno cree o espera.
Si uno se banca eso, creo que no hay problema.

eliana dijo...

"la soberbia quizás pueda verse como autoestima comunicada" es de lo mejor que leí ultimamente.

Buenos Ayres dijo...

no estoy de acuerdo con aquella frase: "no te destaques mucho". Pero creo también que cuando uno es bueno en algo y es reconocido por eso, el ser humilde amerita mayor reconocimiento, y desde mi punto de vista habla muy bien de la persona.

No me refiero a ser humilde en el sentido de ocultar lo bueno que es o minimizar lo que hace (QUE MUCHAS VECES ESTO SE HACE DE MANERA SOBERBIA CON EL OBJETIVO DE SER REFUTADO), ser humilde en el sentido, de reconocer al otro y no creerse mejor simplemente por ser mejor en algo.


Un saludo, interesante post.

Coki dijo...

B-K, al escribir la entrada sabía que la referencia a Cristina estaría flotando. Juro que no era mi intención. Me puse a pensar eso al ver ese programa y luego fui pensando cómo armar la entrada.
Si te fijás en el tag Soberbia vas a ver una entrada en la que hablo directamente de la de Cristina.

Y coincido con tu opinión. Con lo que decís incorporaría el tema del respeto por los demás, que también me parece más valioso que la humildad.

Eliana, claro, pero Federer no deja de ser un gran jugador por perder (o por ser ahora #2). Sea o no el mejor del mundo, es evidente que juega bien. Y sería ridículo que fingiera no saberlo.

Buenos Ayres, entiendo y coincido con esa falsa humildad que todos odiamos. Por eso tengo por regla JAMÁS satisfacerla.

Más allá de eso, a mi me cansa la gran humildad de los talentosos. Por supuesto, no digo que haya que ser como Dalí o Chilavert.

El tema es que me parece que hay un mensaje contradictorio. Nos educan para que nos destaquemos, pero tenemos que ocultarlo. Tenemos que ser los mejores, pero que nadie lo note.

ingodwetrsut dijo...

Disculpame nanopoder, pero deberías estudiar un poco porque te contradecís; tu nanopoder ya me fastidia y es la última vez que te leo. ¿Batistuta, ganó un mundial?; de que buena soberbia me hablás; de la de un tipo que es... ¡un jugador de fútbol¡; herbella, que es magna cum lauda, anda diciendo lo mucho que le costó que no lo carguen por ser jugador de fútbol y tener un promedio por encima de la media y los tontos que son los traumatólogos por no tener buenos cuadriceps que los van a ayudar a no usar andador en la vejez.
Andá a lavar los platos nene.

Max Dicásolo. dijo...

La idea es simple, al menos para mí, como en todo: "cualquier exceso es malo".

Muy buena la entrada.

eliana dijo...

Andá a leer el Olé Coki y después hablá que no sabés nada de futbol.

Y es la última vez que te lo digo eh!

Coki dijo...

Ingodwetrsut, gracias a tu consejo estuve estudiando largo rato el Olé y estás equivocado: Batistuta ganó el mundial de 1983 y es Esther cum Lauder.

Jerry dijo...

Una pequeña corrección al post: Federer no es humilde, tampoco un soberbio.

Más de una vez (podés revisar archivos de diarios y blogs especializados) dijo en conferencias de prensa que él es el mejor del mundo, que así lo siente y juega como tal (cuando era número 1, sobre todo en 2006 y 2007 tuvieron lugar estas declaraciones).

No es humilde, se reconocía como el mejor (su juego y ranking lo avalaban), sin exagerar ni mentir.

Coki dijo...

Jerry, es válida la aclaración, pero no quise decir que Federer sea humilde. La intención de la oración (que puede ser entendida como la leíste vos) es decir que la posibilidad de que alguien como Federer (por mencionar a cualquier persona muy talentosa) sea humilde me parece absurda.
Coincido en que Federer no es ni humilde ni soberbio. Sabe de lo que es capaz y lo habla con naturalidad (que es justamente lo que yo defiendo). Quizás no elegí el mejor ejemplo.