Un mosquito no puede frenar una locomotora, pero puede llenar de ronchas al maquinista (Quino)
¿Es tu primera visita a Nanopoder? Quizás te interese suscribirte al feed o recibir las entradas en tu e-mail a medida que se publiquen.

La Argentina enferma

miércoles, 14 de mayo de 2008



Creo que es hora de que reconozcamos que Argentina es un país mafioso, peligroso.

Cuando escucho a varios argentinos hablar como si sólo hubiera "picardías" o "avivadas" me hace recordar a las familias con patologías psiquiátricas graves, pero que se niegan a aceptarlo y hablan de que tienen "problemitas" o que el chico es "travieso" y frases por el estilo.

En definitiva, cuesta ver lo grave y serio en lo que nos rodea, pero está ahí.
En Argentina se mata a testigos, se compran juicios, hay grupos mafiosos. No es chiste ni una travesura de un chico.

En un sentido análogo, se defiende a esta supuesta democracia (¿votar es condición suficiente?) con el argumento de que lo más trágico que puede pasarle al país es que caiga este gobierno.
Yo me pregunto si la cantidad de gente empobrecida, muerta, sin futuro y que haya una oportunidad enorme perdida para el país no son algo peor.
Por las dudas aclaro que no quiero militares ni golpes de estado ni nada raro y también que la remoción de un gobernante es parte de la democracia pero, más alla de eso, pareciera, como en lo que comentaba al principio de esta entrada, que es más importante el nombre de las cosas, el significante, la imagen que damos, que la realidad. Y la realidad es que estamos enfermos.

4 comentarios:

Nicolas dijo...

Coki: me parece muy inteligente tu comentario. En alguna oportunidad me he referido a la avivada criolla argentina y la considero una vergüenza nacional, pero pensándolo más seriamente no es una vergüenza sino como decís vos, una patología, algo terrible, lamentable con temibles consecuencias para el futuro.

Seba dijo...

En el clavo. Pero no olvidemos a la historia. Repasemos el cómo se construyó este país y de ahí en mas las conclusiones llegan solas. Los argentinos pregonamos la fantasía de lo que queremos ser y nuestra realidad es de una simpleza de pensamiento que roza lo limitado. Yo soy un poco pèsimista con respecto a este país. No tenemos cultura de trabajo como para salir adelante, ni compromiso para cambiar. La idiosincracia del argentino ha sido siempre el "salvese quien pueda" y el mirar puertas adentro y nunca en beneficio de una sociedad toda. Como decía el gran Tato Bores: "Vermut con papas fritas y good show".
Saludos

dinamo dijo...

No creo que estemos bien (para nada) pero no creo tampoco que la argentina sea un país totalmente "mafioso" ni totalmente "peligroso". No me gustan las sentencias, los estigmas, los blancos o negros.
Nos escandalizan algunas cosas que nos llega a través de los medios, y nadie dice nada de aquellas cosas que no están tan mal (obviamente porque no son noticia). O bien nos llega una parte de la historia (como cuando Clarín se horroriza con la posibilidad de un control de medios, pero NUNCA dice que sería el único realmente "perjudicado" por ser dueño de un monopolio como no existe en ninguna otra parte del mundo, simplemente porque no es legal). O como cuando hace unos años, la gente de la sociedad rural se horrorizaba porque un grupo piquetero de bajos recursos cortaban la ruta y decían que la "libre circulación" era un derecho de todos y ahora, como los que cortan la ruta son ellos, el derecho es "poder expresarse"...

Acá hay mafiosos (sin dudas!), pero los hay en todos lados. ¿Acaso el mismo Bush no es el mafioso más mafioso que hay? Manda a matar gente y autoriza torturas como un Corleone cualquiera!!

Creo en los grises. Hay grises. Y lo dificil es convivir con ellos.

muy bueno el blog!

Coki dijo...

Dinamo, no te olvides de que ese monopolio existe porque, por ejemplo, Kirchner aprobó la fusión Cablevisión-Multicanal poco antes de las elecciones, en canje por tapas que los favorecieran.
Igual, no apunto a que todo es malo, sino que ocurren cosas serias, peligrosas. Que no hay sólo "picardía criolla", sino grupos mafiosos violentos, arraigados.

Y coincido sobre Bush, pero eso no es aliciente sobre lo que pasa aca.