Un mosquito no puede frenar una locomotora, pero puede llenar de ronchas al maquinista (Quino)
¿Es tu primera visita a Nanopoder? Quizás te interese suscribirte al feed o recibir las entradas en tu e-mail a medida que se publiquen.

Supongamos...

viernes, 20 de junio de 2008

Yo sé que predecir el futuro es imposible, pero les pido que intenten conmigo una aproximación y me digan qué piensan que pasará en, supongamos, un año si se dan las siguientes condiciones:

1) El (h) Congreso ratifica las retenciones móviles como están.

2) Toman todas las rentas extraordinarias por las que tan poco trabajaron los agricultores y que tanto merecen los constructores de trenes bala, de carteras, punteros y 30 hospitales.

3) Elijan una o ambas de las siguientes opciones:

3a) El precio de los commodities se desploma a niveles bajísimos (el mundo se cierra, China e India empiezan a producir soja fuertemente o por lo que fuere)
3b) Hay una enorme sequía / inundación que genera una pésima cosecha

21 comentarios:

chimango dijo...

no estás dejando otra salida, cuando les cortás semejante chorro de guita a mi me parece que pasaría lo siguiente:
-Los constructores de tren bala se embolsan su indemnización por cierre de contrato; felices ellos.
-Los constructores de carreteras se roban la mitad de la guita antes de empezar y hacen después un trabajo de cuarta, como el de la ruta 40 entre San Juan y Mendoza (hecha desde la ciudad de San Juan hasta la frontera entre las dos provincias; la hicieron a principios del año pasado para las elecciones y a los 4 meses ya se notaban ondulaciones en la mayor parte de ella, recién ahora terminaron de pintarla mas o menos para la 3ra inauguración y está mal señalizada) los contratistas se embolsaron un buen cacho; felices ellos.
-Los punteros cobran como siempre, felices ellos.
-Los constructores de hospitales, si los dejan a medio terminar van a lograr que se parezcan a los que tenemos ahora (hechos pelota, sin equipamiento ni insumos y con personal desmoralizado como mínimo). Pueden considerar entonces su obra terminada (y su tajada cobrada, la excusa clásica para abandonar la obra es que el terreno se hunde); felices ellos.
Como ves, este gobierno lo único que hace es combatir al capital (de los malvados agricultores) y reparte felicidad. Cómo se te ocurre que podrían hacer cosas como aplicar mayor impuesto a la ganancia (a los que mas ganan) o quitarle IVA a algunas cosas básicas para redistribuir la riqueza? eso haría llorar a los pooles sojeros!

p.s. Hace un par de semanas que te leo y creo que no comenté nunca por acá. Me gusta tu blog y tu estilo cortés de rechazar trolls.

Seba dijo...

Casos hipotéticos se peden plantear muchos, gente.
A ver...es obvio que lo poenes en un plano donde todo es negativo, pues entonces el resultado será obviamente negativo...
Yo tengo una postura un poco menos radical en este conplicto, no con el gobierno pero decididamente no con el campo.
Insisto, por mas reiterativo que suene, deberiamos conversar sobre el modelo de país que queremos, despues vemos como lo llevamos a cabo. Saludos.

Coki dijo...

Chimango, gracias por el halago, ante todo y por el muy buen comentario que dejaste. Ahora entiendo por qué no conviene gastar pólvora en vos.

Agrego la pregunta: ¿qué haría la gente del campo? ¿Y el gobierno?

Seba, no es un escenario TAN catastrófico ni improbable el que planteo. El primer punto puede estar por cumplirse (y creo que estás a favor). El punto 2 es consecuencia automática del 1. Y el punto 3 es el único discutible, pero es una posibilidad cierta y varios analistas lo están hablando.
Vos decís que no puede ocurrir una sequía o inundación? Pensás que la recuperación de EEUU no puede generar lo que digo? Y pensás que China e India no van a cultivar soja? Son todas cosas probables y dichas por varios analistas.
Creo que es un escenario válido y me parece interesante discutirlo.

Frank Castle, The Punisher dijo...

Leed mis queridos plebeyos...

http://www.laopinion-rafaela.com.ar/opinion/2007/07/08/c770888.htm

http://www.lanacion.com.ar/informaciongeneral/nota.asp?nota_id=795029

A mi me gustaría que caiga un meteorito. En una de esas la cosa se pone más divertida.

Tincho dijo...

Coki, soñaste con eso?

Yo lo veo como que los factores externos en los que la politica economica se ha visto beneficiada en los ultimos tiempos se aminoran a dejan de ser buenos.

Me imaginaria una situacion bastante dificil. Es mas, hace poco nos mostraban un trabajo sobre comodities y en base al analisis que hacian los precios altos estaban justificados pero no a este nivel. Hay un misalingment considerable, casi del 40% si mal no me acuerdo, pero de esto depende de que ocurra con los biocombustibles y si efectivamente hay un fuerte especulacion en comodities que en cualquier momento se desinfla.

Concuerdo con el punto fundamental del post y hay que ponerse las pilas. O sea, este sock tiene una parte de transitorio y no vendria mal ajustar la politica fiscal.

Saludos.

PD: y bue, la maldita economia me transforma cualquier analisis.

Anónimo dijo...

La culpa es de la oligarquía del campo Siempre. También del cambio climático. Y Seba tiene razón, tenemos que conversar...eso, mientras todo se prende fuego, pongamos la pava a calentar y conversemos sobre el modelo. Y de paso hagamos un gualicho contra los planos negativos, que Coki se esmera en "agitar".

CIE dijo...

Obviamente, la culpa será del campo. En el caso 3a) porque con la ganancia extraordinaria que tuvieron desde la salida de la convertibilidad hasta la llegada de las benditas retenciones moviles, los productores se dedicaron a viajar y vender secretos del éxito de la sojizacion en Argentina.
En el caso 3b) porque debido a los cortes y protestas que causaron desabastecimiento, Dios los esta castigando.
Independientemente que lo aprueben o no, o el nivel que fijen de retenciones, dudo que el "excedente" de retenciones se apliquen a la construccion de casas, hospitales y caminos. O acaso el Jefe de Gabinete no puede modificar el destino de los fondos con total arbitrariedad sin ningun control parlamentario gracias a los superpoderes???

perhaps dijo...

¿Qué ganancia extraordinaria? Cheeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!

Anónimo dijo...

Sería bueno que nadie ganara, entonces no habría problemas.
Claro, tendríamos que pensar que hacemos con la redistribución de la nada. ¡Qué problema! ¿no?

Seba dijo...

Anonimo: a pesar de tu ironía si, creo que se debe conversar, debatir ideas...o vos como pensas que se arma cualquier proyecto serio? tomando un palo y saliendo a reventar al que piensa distinto?
la sociedad argentina no se banca los proyectos a largo plazo, que es lo que que hacen los países serios. Por poner un ejemplo con la Union Europea y el Euro, tardaron como 40 años en hacerlo y ahí está una de las monedas mas fuertes del mercado...
El único secator con el que no se habla ni se toma en cuenta debe ser el represivo, los asesinos de la dictadura.
Coki: si, estoy de acuerdo con el punto 1 pero no entiendo donde China e India sembrarían soja, ya que tiene un importante problema de espacio físico. No dudo de los estudios que vos decis que hay, solo lo planteo como inquietud.
Saludos.

Coki dijo...

Seba, te imaginarás que son ejemplos posibles como hay tantos otros. No es muy complejo cultivar soja y varios competidores podrían aparecer (incluyendo una recuperación de Australia). Recordá que es un "yuyito" (sic).
Igualmente, aunque no soy un experto en el tema, entiendo que China tiene un gran territorio poco poblado al oeste. Respecto a India no sé tanto, pero también es un país de buen tamaño.
De todos modos, insisto con que son dos o tres ejemplos de muchísimos modos en que el precio de la soja podría caer o, de alguna forma, el campo perder fuerte.

Anónimo dijo...

Seba, perdón por el absurdo al que apelé, es el medio en el que nos movemos. Es absurdo este conflicto que el gobierno pretendió manejar y todavía no sabe como resolver. Lo tiró al Congreso pero el productor sigue pagando las retenciones famosas. ¿por qué no volvió a la situación previa al 10 de marzo y listo? ¿no hacen exhibición de índices nunca alcanzados para demostrar lo bien que va la cosa?
Primero pensé que todo ésto obedecía a un problema político, ideológico. Pero tanto empecinamiento me hace dudar: ¿no será que no nos va tan bien como nos va? ¿no será que sin financiamiento externo, que antes aportaba Chávez via bonos, con creciente deuda interna, necesiten fondos de cualquier lugar?
Los productores agropecuarios siempre serán mas fáciles de convencer. De paso hablamos un poco de oligarquía, soja, redistribución, hospitales, avaricia, etc.(eso para la tribuna)
Los industriales no se tocan porque los sindicatos no lo permitirían jamás.
La soja ha sido el último recurso de muchos que se quedaron sin vacas por la política errada en materia de carnes, de lácteos.
Cuando no hay, no hay...
Acepto que debemos consensuar pero la constitución tiene que ser respetada. Y deben dejar de robar a la vista de todos.

Juan dijo...

En el "Plan de Gobierno para cada uno de los argentinos" que presentó Néstor Kirchner, en el Capítulo 2, referido al Sector Agropecuario dice:

"... Desde la Secretaría de Agricultura se deben definir las políticas estratégicas del sector, que para fomentar las exportaciones expone: Una vez alcanzado el equilibrio fiscal y en la medida de las posibilidades presupuestarias, comenzar un proceso de eliminación de las retenciones a las exportaciones." (Plan de Gobierno, Sector Agropecuario, pág. 100, )

Coki dijo...

Juan, muy bueno! Tenés la fuente de eso, asi lo publico completo (y mencionándote, no te preocupes)?

Igual, esta claro que aun tienen bastantes necesidades presupuestarias (ver entrada Ascensor al Infierno, a la derecha de su pantalla).

Anónimo dijo...

La voz de un productor que no esta representando en el 10% que corta rutas.

REPORTAJE A CARLOS ARMANDO, PRODUCTOR SOJERO CORDOBES QUE DEFIENDE LA SUBA DE RETENCIONES

“Muchos pretenden ser jeques árabes”
Armando es un rara avis. Vive en San Francisco, en un rico enclave productivo. Sus vecinos de toda la vida lo denostan y llegaron a amenazarlo por exponer las cifras de su negocio, que arroja ganancias fabulosas. “Tenemos una rentabilidad difícil de igualar”, revela.

El campo de Carlos Armando está en las afueras de San Francisco, próspera ciudad del este cordobés, en un rico enclave agrícola. En este marco privilegiado, su confesión sobre la alta renta que obtienen él y sus pares y su discurso a favor de las retenciones es inobjetablemente creíble. Tanto como urticante para los dirigentes que estimularon el lockout rural. Este propietario de doscientas hectáreas y arrendador de otras mil dice sin pudores que a 900 pesos la tonelada, la soja es un “excelente negocio”, difícil de emular en cualquier otro rubro y lugar. Semejante afrenta a los postulados de quienes encabezaron la protesta ruralista le valió escraches y amenazas en aquella ciudad de alrededor de cincuenta mil habitantes.

–Tener un discurso opuesto a los líderes de la protesta en su ámbito le debe haber valido algunos problemas.

–Me llaman de todo el país para expresarme su apoyo. Y hasta hubo economistas que me felicitaron por mi modo de razonar la situación y hacer el planteo. Es cierto que hay productores que sufren. Pero no son los que lideran los piquetes. Tal vez el que tenga sólo 50 o 60 hectáreas y las explota él mismo tenga dificultades. Otros es posible que tengan un rinde menor, simplemente porque no tienen terrenos aptos para soja y la siembran igual, cuando en realidad deberían dedicarse a la ganadería. Por el afán de ganar, se desmontaron desmesuradamente terrenos o se secaron bañados. En parte, el problema de las inundaciones de Santa Fe se explica por esto. Los suelos terminan agotándose.

–Si no hay prurito ni en agotar los suelos, es porque la renta es muy atractiva...

–Por supuesto. No se puede estar en contra de las retenciones en estas circunstancias. En San Francisco, la soja nos rinde 30 quintales la hectárea y eso es muy bueno. Algo similar a lo que ocurre en Entre Ríos. Claro que si en estas mismas provincias alguien tiene sólo 15 hectáreas, seguro tiene problemas. Pero un 5 por ciento adicional de retenciones no nos hace más pobres. Lo que creo es que se generó una especie de psicosis que hizo salir a algunos a las rutas y la opinión pública termina confundiéndose. Los argentinos nos confundimos tantas veces. Nos confundimos votándolo a (Carlos) Menem. Nos confundimos también con el 1 a 1.

–¿Con el esquema de retenciones móviles la rentabilidad de la soja no está comprometida?

–La soja va a volver a subir de precio. A 900 pesos la tonelada que cuesta hoy, todos vamos a volver a sembrar porque es negocio. Es y seguirá siendo rentable. Salvo la excepción de los que tienen unidades económicas muy pequeñas o campos que no están en condiciones de ser destinados a ese cultivo. Pero la realidad es que los productores no estamos perdiendo. Al contrario. Y corresponde que seamos un poco generosos.

–¿Usted a qué categoría de productor pertenece?

–Yo tengo 200 hectáreas propias y otras 1000 alquiladas. Hay por la zona propietarios más chicos, de unas 60 hectáreas, que prefieren ceder la explotación y la pasan fenómeno. Por arrendar 60 hectáreas estoy pagando unos 6000 pesos por mes, pero llegué a pagar 7200 pesos cuando la soja tenía mayor precio. La gente de campo es austera y con ese dinero vive bien. Hoy, mucho mejor que en otros momentos. Nosotros podemos y queremos seguir produciendo. Es nuestra gran ambición. Todos anhelamos una soja a 1200 pesos por tonelada. Pero aun en el nivel de precios de hoy, las retenciones son una medida normal y equilibrada del Gobierno. Sin retenciones, en este contexto equivale a pretender ser jeques árabes.

–Opinar en contra de la dirigencia ruralista públicamente, ¿le valió reproches y escraches de sus pares?

–Me presionaron de todas las formas. Injuriándome. Calumniándome. Con anónimos amenazantes, advirtiendo que incendiarían mi casa o mi campo. Llegaron con eso hasta mi padre, que es un anciano. Me endilgan ser montonero. Y yo tengo 45 años: no tengo ni edad para esa pertenencia y jamás tuve militancia política.

–¿Usted conoce a quienes lo amedrentan?

–De toda la vida. Son productores medianos o grandes que están re-bien. Algunos propietarios de la zona hasta me consultan para ver qué hacen con el dinero que les sobra. Me preguntan en qué pueden invertir. Por eso los cortes en lugares como estos no se justifican de ninguna manera. Acá el grueso de los productores tiene una posición diferente.

–¿Se siente solo en esta especie de cruzada para explicar que el campo gana igual?

–Muchos piensan igual que yo. Pero es gente tímida, como el grueso de la gente del campo. Yo no quiero que el campo sufra más. Si por los cortes no tenemos gasoil para sembrar, muchos saldríamos a las rutas para quejarnos. Ahí sí yo mismo les pediría a otros que vayamos a protestar. Se daría el absurdo de que nos boicotearíamos.

–Pero hubo piquetes en todo el país y fueron muy eficaces. La posición de la Mesa de Enlace tiene consenso.

–Sólo el 10 por ciento de los productores está en las rutas. Recibo llamadas de todo el país. De camioneros que avalan mi postura o de productores que quieren y necesitan vender su producción y no pueden por la medida de fuerza.

–Los insumos, en gran medida dolarizados, ¿no tienen un precio creciente que les complica el negocio?

–Los insumos subieron mucho. Pero con la soja a 900 pesos, tenemos una rentabilidad del 20 o 30 por ciento. Algo difícil de lograr en cualquier emprendimiento y en cualquier lugar del mundo. Pero discrepo con la Presidenta en que no hay riesgo. En el campo siempre lo hay. También al sembrar soja y por eso amerita una ganancia importante: quizá con una cosecha buena hay que compensar una mala. Estos últimos años el negocio fue excelente, así que ahora podemos devolver un poco. Hoy no podemos quejarnos y tenemos que ser más generosos.

–¿Usted postula que la fórmula del éxito es rotar los cultivos, con siembras invernales y estivales?

–Exacto. El trigo se siembra en invierno y la soja en verano. Sobre el supuesto de que uno esté a 750 pesos la tonelada y otro a 900 pesos, el rendimiento anual equivale a una sola cosecha de soja libre de retenciones.

–¿Sus pares no rotan los cultivos?

–Al menos en la zona, la mayoría lo hace y por eso les va muy bien. Es cierto que esto implica también más gastos. Pero no a un nivel que comprometa la rentabilidad. Otra pauta es no forzar el suelo. Hay campos sólo aptos para la ganadería y lo mejor es hacer carne. Yo creo que al bajar el precio de la soja por las retenciones, automáticamente se producirá más carne y más leche.

–Pero los productores de carne y leche tienen problemas que el propio Gobierno admite.

–Tienen problemas reales. Y uno de ellos es que el productor recibe un precio relativamente bajo. El problema está en otro punto de la cadena y es el Estado el que se debe ocupar de eso. De ver quién está en el medio y se queda con la renta de estas actividades, que son muy nobles y ocupan mucha más mano de obra que la soja.

–Otro problema del que debe ocuparse el Estado es de la comercialización en negro.

–De eso debería discutir la Mesa de Enlace. Hay muchos productores que quedamos fuera del sistema por problemas burocráticos. Yo, por presentar tarde un balance, fui excluido del Registro de Operadores de Granos del Senasa y tardé casi un año en volver por dificultades en los trámites. Acá es necesario hacer una mani pulite. Los productores no tenemos un gran beneficio de comercializar en negro, más allá de pagar algo menos de Ganancias. Son los exportadores, que compran en negro y venden en blanco, los que tienen más rédito, quedándose con una parte del IVA.

–¿Cree que la Mesa de Enlace debería plantear esas cosas?

–¿Se reúnen cuatro horas para qué? Deberían pedir que paguemos los impuestos por un mecanismo eficiente. Si tributáramos de un modo equitativo, finalmente los impuestos se podrían bajar. Pero los dirigentes de las cuatro organizaciones es mejor que se vayan. Elijamos a quienes nos representen. Durante cincuenta años no hicieron nada, menos para los pequeños productores.

–¿Le parece que la discusión en el Congreso puede destrabar el tema?

–Es muy positivo que el tema se debata en el Congreso. Yo creo que de una discusión transparente saldrá a la vista que el productor puede seguir produciendo. Otra gente se animará a opinar. Bienvenida la democracia.

Coki dijo...

Anónimo, qué curioso que este señor tan enriquecido tenga una deuda calificada como "incobrable" con el Banco Nación, no?
Y que justo haya salido a hablar y ahora diga que la está pagando.
Nah, debe ser casualidad.

Juan dijo...

Este señor Armando es un impresentable y ha sido desenmascarado en muchos sitios de la red por gente que tiene datos concretos sobre el.

Ha sido promocionado por radio 10 e Infobae, con eso esta todo dicho

Anónimo dijo...

Coki, y que tiene? ¿Es el único productor que tiene deudas con el banco Nación? Lo curioso es ver como la clase media tilinga ahora se suma (una parte) al paro del campo, la misma que en la época de Menem se sumó a los servicios publicos privatizados, etc. Sabemos como termino eso, pero bueno es la clase media tilinga, desmemoriada, conservadora... enfin, lo gracioso es que repiten lo mismo que los medios como TN pero piensan que dicen alguna "verdad" nueva, un discurso distinto, algo revelador...y llaman a los demás de "adormecidos", "rentados", etc.
Mucho tilingo suelto.

Coki dijo...

Anónimo, a vos te parece que no tiene importancia? Te parece logico que alguien diga que es rico, que estan llenos de dinero pero es un deudor INCOBRABLE de un banco?? En serio?

Respecto a lo de Menem... vos decís que sólo la clase media lo apoyó? Quién lo reeligió? Y quién le dio la mayor cantidad de votos en la elección de 2003? La clase media? Y a Kirchner y Cristina los votó otra gente? Tenés un estudio al respecto?

No será que nos están robando desde hace 32 años ininterrumpidamente?

Max Dicásolo. dijo...

Hoy, el artículo de Lanata en Crítica que habla de la plata que sale del país me dejó sin fuerzas para opinar sin romper la máquina...¿puede ser que a nadie le importe un reverendo joraca el futuro del país?.

Coki dijo...

Max Dicásolo, estos días tengo bastante esa pregunta dando vueltas. Creo que estar tan acostumbrados a la corrupción y la competencia por los pocos lugares de privilegio que hay llevaron a que no exista conciencia social ni nada cercano. No quiero caer en lugares comunes, pero es algo del tipo "sálvese quien pueda".
No notás la hostilidad en la calle, por ej.? Son todos ventajeros. Me parece una buena alegoría.