Un mosquito no puede frenar una locomotora, pero puede llenar de ronchas al maquinista (Quino)
¿Es tu primera visita a Nanopoder? Quizás te interese suscribirte al feed o recibir las entradas en tu e-mail a medida que se publiquen.

El marketing de la belleza estúpida

martes, 15 de julio de 2008



Si uno mira televisión sin orejeras, notará una abundancia de chicas tan lindas como estúpidas (y me refiero a muy). Pero no sólo eso. Verá un culto a esa estupidez.

Entonces no puedo dejar de preguntarme por qué eso genera rating y promociona a la modelo / vedette / mediática / hagotresescándalosmemuestrosemidesnudayalgúncontratoagarro.



Está claro que le juega a favor, caso contrario sus agentes evitarían que pasaran por los contínuos bochornos intelectuales a los que se exponen.



Luego de intentar dejar a un lado mi visión personal (la estupidez me repele), y admitiendo que la combinacion de belleza + voluntad de usar el cuerpo como mercancía+ inteligencia no es frecuente (por simples motivos estadísticos), hice un intento por analizar el motivo del interés que genera este fenómeno (llamarlo asi genera cierto aire de importancia a la entrada, ¿no?).



Mi percepción es que el televidente promedio tiene un complejo de inferioridad (muchas veces merecido) respecto a quienes están tras la pantalla. Por lo tanto, verlos deficientes o la exposición de sus miserias los hace sentir menos distantes y creer que sus vidas no son tanto menos interesantes después de todo.



Más cercano al punto en cuestión, también sumo el atractivo histórico (hoy mermado) de los hombres por una mujer inferior a ellos intelectualmente y asi no se sienten amenazados, pueden lucirse y mantener su rol paternal en sus relaciones.



Pero creo que el principal motivo de esta situación (que se suma al anterior) es que el hombre, al ver a una mujer claramente inalcanzable, en caso de resultar con una inteligencia que está a un paso de requerir ser regada, cree que tiene chances de conquistarla. Una mujer hermosa, inteligente y exitosa jamás nos daría bola.



Y ahí creo que radica el centro de la cuestión: nos atrae el glamour lejano y brillante, siempre y cuando al menos podamos sentir el perfume francés que se va disipando.

10 comentarios:

Darío dijo...

Resumido, pan y circo. Mientras la gente se entusiasma en ver a siliconadas que en realidad son horribles (ahí discrepo un poc con vos) porque si les sacás los arreglos que tienen son horribles; después nos mienten con la inflación, con la inseguridad, nos hacen creer que vienen 4 señores malos a "golpear" la democracia, etc.

Frank Castle, The Punisher dijo...

A mi me atrae Maby Wells. Sí, tengo unos gustos medio extraños.

La Gritona dijo...

Oime!! a la mina le pidieron que endosara un cheque y le puso "con cariño Karina"
¿CÓMO NO VA A SER EXITOSA???!!!

Ella dijo...

Que exposición decorosa...

Jamás entendí cómo les divierte pasar papelones en público, se ríen y siguen mirando a la cámara cómo si nada hubiera pasado... Serán tan tan tan estúpidas??

Yo creo que su perfil vende, por las razones que nombrás vos o por cualquier otra, así que "inteligentemente deciden mostrarse/ser poco inteligentes"
¿No le pasa eso a Marley? y por favor no crean que lo veo atractivo!!!

Tu última frase es fuerte che. Quiere decir que 'Los Caballeros Las Prefieren Lindas y Tontas'.

Vos mismo te estás subestimando con "nos atrae el glamour lejano y brillante, siempre y cuando al menos podamos sentir el perfume francés que se va disipando."
No?
o estabas hablando del argentino medio?? (seguro me decís que sí!)

Anónimo dijo...

Cuanto es cuatro x cuatro, le preguntò un periodista a la Ingrid Brutge,veintiseis ,le contestò la bestia misionera muy suelta da cuerpo,cuando,luego le hicieron notar su error ,contestò mas suelta de cuerpo aùn,no sabrè las tablas de multiplicar pero gano buena plata....como observo que hay muchos argentinos en situaciòn similar,no serà que estamos equivocados nosotros?

Coki dijo...

Ella, creo que, según el caso, son o se hacen. También parto de la base (que no explayé en la entrada para no hacerla demasiado larga y dispersarme) de que es curioso que busquemos inteligencia en personas cuya profesión pasa por otro lado. Y suele pasar que el "burlador" (al estilo Pergolini o Rial) tampoco es alguien muy destacado intelectualmente.

Como el de Marley, para mí el mejor ejemplo es el de Nazarena Velez. Empezó su carrera con un perfil muy bajo, pero ganó todo el espacio que tiene cuando comenzó a generar escándalos. Está claro que no tiene un gran talento como para ganarlo con otras herramientas, pero hay otros casos donde la gente sí tiene alguna virtud y ocurre algo parecido.

Y sí, creo que varios las prefieren lindas y tontas, especialmente cuando son inalcanzables.

No hablaba de mí en ese final. Mi opinión es la que puse entre paréntesis antes, luego de aclarar que intenté salir de mi visión al escribir la entrada.

Anónimo, justamente Ingrid Grudke no me parece de las más tontas. Más alla de eso, hay que ver qué objetivos tiene cada uno para su vida. Me parece que, aunque ganar (mucho) dinero es uno de los objetivos de la mía, existen placeres y profundidades a los que una persona que cree que Perón fue el primer presidente argentino me parece que no puede acceder(es un viejo debate (inteligencia vs felicidad), pero mi postura es esa por ahora).

Gez dijo...

Stop confusing my pants! :-)

Como cosa estética y por atractivo sexual, es innegable que la mina es interesante, y la cuestión instintiva hace que nos sintamos atraídos por cuerpos atléticos y bien proporcionados porque generalmente están asociados a una buena genética. Nuestro instinto nos lleva a querer copular con parejas que aseguren la perpetuidad de nuestros genes. Es así, es la naturaleza.

Pero con esa cabeza, no la aguantaría al lado ni el tiempo suficiente que lleva sacarle la ropa.

El tema de la belleza = estupidez creo que es una consecuencia de lo anterior.
Instintivamente la gente busca agradarle a la gente linda, así que desde el momento en que estas personas pisan el mundo, ya corren con una ventaja.
La ventaja de no tener que esforzarse para lograr cosas.
Y eso también pasa por lo intelectual. No necesitan ser más inteligentes, si igual van a tener trabajo, gente que les de bola, pareja, y lo qu sea.
El resto de la gente tiene que esforzarse para lograr cosas, y por eso mejora y se supera.
Estas chicas quedan en una edad mental de 6 años, que es cuando todos empiezan a tratarlas como princesitas.

Ahora, que se haya creado una figura mediática que es la "idiota linda" y eso venda... ya es para preocuparse. Se va todo a la mierda.

Coki dijo...

Gez, lo que decís me parece exagerado. Es algo en lo que pensé varias veces y también concluí lo opuesto: que la gente "no tan linda" se siente más insegura por ello y es más atacada en su vida, por lo que tiene acceso a menos oportunidades de desarrollarse.

Tampoco creo que la belleza garantice tanto el éxito. Creo que es una ventaja inicial. Como decía Borges "un clásico es un libro que leemos con entusiasmo previo". No sé si va mucho más alla de eso, salvo en cuestiones totalmente relacionadas con la belleza (como conseguir gustar, trabajar de modelos).

También podría pensarse que una mujer hermosa siempre dudará de qué tan querida es por ella y cuánto por su cuerpo.

Por último y esto ya es muy personal, creo que si uno nace con una ventaja genética notable, es interesante intentar desarrollarse en otros ambitos para convertirse en una persona muy completa.

O sea, todo es oferta y demanda "comerciales"? Dónde está el ímpetu personal por acceder a ciertas profundidades, por hacerse preguntas, llegar a conclusiones, cambiarlas, etc.?

Creo que ahora me tocó a mí exagerar.

Ella dijo...

entonces, podemos decir que cada uno hace uso de sus "fuertes" y si quiere y le da la gana, intenta mejorar sus "debilidades".Suena lógico..

Hay una teoría que dice q la gente más gorda se esfuerza mucho más en caerle bien a los demás, eso encaja acá tmb...

Pero ese ímpetu personal del que hablás vos, desaparece cada vez más... se nota en cq ámbito.

saludillos!

Coki dijo...

Ella, sí, coincido con tu conclusión. Igual, si me pongo más meticuloso te podría decir que no todo fuerte es lo mismo. Por ejemplo, alguien cuyo don es la inteligencia, tendrá oportunidad de mejorar varias debilidades, dado que es una herramienta que genera y maneja otras herramientas.
Una persona que es sólo linda, es más dificil que tenga la capacidad natural de ver más alla de la satisfacción inmediata (contra lo intelectual, que no es asi) que le genera su belleza.

Y sí, el ímpetu está desapareciendo. Mi idea es que cada vez se necesita mayor inmediatez e impactos fuertes y directos. Es una cultura de la hipervelocidad, entonces cuesta pensar en invertir para obtener resultados a mediano plazo.