Un mosquito no puede frenar una locomotora, pero puede llenar de ronchas al maquinista (Quino)
¿Es tu primera visita a Nanopoder? Quizás te interese suscribirte al feed o recibir las entradas en tu e-mail a medida que se publiquen.

Guerra de Malvinas

jueves, 2 de abril de 2009

Muchas personas creen que el hombre es un ser que tiende a la paz y que la violencia es una excepción dada por una situación especial, tanto interna (enfermedad mental, maldad) como externa (defensa propia).

La historia del hombre es genocida. Depositamos en personajes como Hitler (o Stalin o Galtieri) la suma de todas nuestras miserias, como si hubieran sido hechos únicos en la historia, realizados por monstruos también únicos y nos tranquilizamos al confirmar nuestra total inocencia.

Hace un tiempo ví una película en la que un grupo de policías intentaba atrapar a un asesino serial que publicaba en internet sus torturas seguidas de muerte. En un momento, la protagonista lo tenía indefenso y le apuntaba. Por supuesto, no lo mataba, pues no era digno de una persona de bien matar a otro en una situación así. Al rato, el asesino lograba atacarla y ella lo mató justo a tiempo. Así es otra cosa.

No es cierto que repudiemos el homicidio. Lo que hacemos es aceptarlo bajo ciertas condiciones o excusas. Estas condiciones varían según el tiempo y el contexto. Pero siempre encontramos razones para ser pacíficos asesinos.
Hoy algunas de ellas son la defensa propia (siempre que sea en el momento justo), la emoción violenta y la guerra, a cuyos participantes se suele llamar "héroes".

Espero que nunca olvidemos que la Plaza de Mayo estaba llena y que alguien compraba aquella revista Gente que se vanagloriaba de cuántos ingleses estábamos matando.

24 comentarios:

Martín Maglio dijo...

Cosas muy raras pasaron, muchas...
Algo que no debió pasar fue el enviar a los pibes que recién entraban a la colimba (la mayoría de los combatientes fueron así).
Ante el hecho consumado ¿por qué no enviaron a los soldados profesionales o, al menos, a quienes ya tenían instrucción militar?

Pero, Coki, creo que apuntás a otra cosa...

La violencia y el instinto de conservar la vida son innatos, causas biológicas que con la cultura se podrían controlar (y con la ingeniería genética, desterrar).
Encontes, considero que fallamos básicamente en cuestiones culturales que, para mí, son esenciales para el desarrollo de una vida digna.

Muchas personas y políticos apoyaron esa "acción-decisión" del gobierno militar. Eso me da una idea de que muchos políticos no tienen el conocimiento necesario y suficiente para evaluar las realidades vividas y, por consiguiente, no tener idea de qué es lo que hay que hacer desde el gobierno.
Nuestra clase dirigente ha tenido muy pocos "Estadistas", quizá demasiado pocos y así nos encontramos hoy con muchas miserias...

Blogy dijo...

Coincido con Maglio, creería que (inclusive a nivel mundial, gracias a Irak y otras) hoy hemos evolucionado en ese aspecto como raza humana.
El nivel de información de hoy, y la experiencia no permitirían aquellos grises.
Igual era muy pequeño, pero el comentario de Maglio me sirvió para afirmar mis conceptos.
Saludos.

B-K dijo...

Coincido en parte. A mi entender, la violencia es inherente al hombre, y por tanto es "natural" que te agarres a trompadas (o a cuchillasos o a tiros) con una o algunas personas. Una guerra es otra cosa bien distinta, porque quienes pelean lo hacen en representacion de gente que no arriesga ni la uña del meñique por causas que pueden llegar a ser agenas a cada uno o incluso estar en desacuerdo.
Sobre la gente que se emocionaba con la revista (justamente) "Gente" de como "vamos ganando" para mi es la misma que hoy se indigna con el proyecto de ley de radiodifusión, despues de leer alguna columna de Morales Solá.

Saluts

Nati dijo...

Gente se prendió en el evento, como se prende actualmente. Para el gobierno no fue más que eso, un show que salió mal. Para la gente fue un arrebato, que se vivió desde el fanatismo y no desde el análisis, como muchas experiencias argentinas.
Miles de personas querían dejar todo e irse a defender Malvinas. Donaban sus cosas y se las robaban....Los chicos de 18 años mandados al frente!(como hoy mandan a los policías recién recibidos a la zona roja) Una locura, una truchada, una última carta.

Es indignante como se manejó lo de Malvinas y como muchos lugares en el país son dejados a la deriva, a merced de otros. ¿ Y los lugares que el gobierno cede a los extranjeros sin consultar?
Acá no hubo una sola invasión.

Seba dijo...

Malvina fué el delirio de grandeza de Galtieri, un borracho que se creyo que se ganaba a la gante mandandonos a una guerra imposible.
Como de costumbre, el pueblo argentino que es bastante ignorante lo aplaudió en una plaza.
La culpa tambien fu de la gente,Malvinas nunca debió haber pasado

Jacques dijo...

Malvinas fue una vergüenza, y si bien la violencia es inherente al individuo o a pequeños grupos sociales (bandas, patotas, escuadrones, etcétera), la sociedad en su conjunto es muy reacia a la violencia. Aunque también se puede dar que existan grupos sociales más extensos que acepten la violencia pero en forma organizada, que para ellos significa un barniz de progreso, orden (caso pena de muerte).

De todas maneras, Malvinas fue la frutilla podrida que coronó la época más nefasta de nuestra historia: una desgracia, una mentira colectiva y un acto tan carente de civismo que se transformó en una aproximación a la locura (recordemos que fue una guerra entre argentina e inglaterra, no una guerra entre dos tribus que peleaban por ganado).

Anónimo dijo...

Escándalo en Chaco
Denunciaron en la Justicia a los ex funcionarios chaqueños que habrían cambiado comida por sexo
Investigarán presuntos abusos sexuales contra menores wichís a cambio de planes sociales. La reacción del gobernador Capitanich.

Después que se difundiera que funcionarios del Chaco cambiarían planes sociales por sexo, la diputada provincial Inocencia Charole formalizó hoy ante la Fiscalía Nº 2 de la localidad de Juan José Castelli, la denuncia por abuso sexual contra menores de edad de la etnia wichí.

La diputada manifestó que funcionarios provinciales habrían intercambiado planes PAICHA a cambio de sexo. La presentación en la fiscalía a cargo de Hugo Bordón, el mismo que abrió una causa de oficio al tomar estado público las denuncias de la legisladora originaria de la etnia toba contra integrantes del Programa Alimentario.

Ante la denuncia, el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, separó preventivamente al ex titular del Programa Manolo Bordón y otros funcionarios del plan. En tanto, el asesor de la legisladora aborigen, Walter Zanuttini, indicó hoy en declaraciones radiales que "la denuncia estuvo impulsada por unas 300 personas de comunidades aborígenes" del Impenetrable chaqueño.

Pese a recalcar que "no existe una acusación directa contra Manolo Bordón", el asesor de la diputada remarcó, según el diario Los Andes , que la denuncia "sí lo alcanza de forma indirecta", ya que "las familias de las chicas abusadas lo habían alertado sobre esta situación y él se comprometió a realizar las denuncias, algo que finalmente jamás hizo", dijo.
http://www.perfil.com/contenidos/2009/04/03/noticia_0015.html

-- Diario 2011 : El Futuro Ya ! -- dijo...

Es cierto, varias cosas de las que dijiste son ciertas.

Y voy aún más atrás : ¿en la Biblia acaso no se narra que se abrieron las aguas del Mar Rojo ? Bueno, ¿qué pasó con todos los que allí estaban ? Salieron volando ?

NO, MURIERON

Lucio Quincio Cincinato dijo...

A todos los salvadores de la Humanidad:

En primer lugar os recuerdo lo que decían mis abuelos: La ignorancia es la carga más pesada, pero quien la lleva no la siente.

¿De verdad os creéis todo lo que manifestáis? ¡Venga, no seáis demagogos ni os aprovechéis cruelmente de la gente ignorante para manipularles!. Sabéis que estáis mintiendo. Los amantes del intervencionismo público sois perversos porque os consta perfectamente que la actual crisis financiera en ningún caso ha sido provocada por políticas liberales que, por cierto, nunca se han aplicado, puesto que el prototipo liberal es incompatible con la clase política tal como hoy la entendemos.
Los principales culpables de todo son los políticos intervencionistas y sus juguetitos llamados bancos centrales (instituciones socialistas por antonomasia) que gracias a sus intervenciones arbitrarias, como la de los tipos de interés, nos han llevado al desastre (está es la primera prueba de que ni el mercado libre, ni el liberalismo político existen).
¿A que se han dedicado en las últimas décadas el FMI, El Banco Mundial, la OMC, la Reserva Federal norteamericana, la ONU, los Bancos centrales, el G8, el G20, la Comisión Europea y toda la patraña de organismos intervencionistas públicos? Sobran reglamentos y controles, y falta, cada vez más, libertad individual en un escenario global de mercado libre.

De hecho, el sector financiero o bancario es, precisamente, uno de los mercados más regulados e intervenidos del mundo, a través de innumerables leyes y normativas socialistas en diferente grado, así que, por favor, ¡no tomen el pelo a la gente!.
La culpa de la crisis económica es ideológica. La crisis económica es consecuencia de la crisis de valores y el afán de poder de todos los políticos apoltronados que atacan continuamente a la ética del trabajo, al ahorro y al esfuerzo; políticos culpables de la aniquilación del principio de la igualdad de todos ante la Ley, por un intervencionismo degradante y amoral; políticos culpables de la perversión de la democracia por lo políticamente correcto con el fin de conservar el poder.

Es un espectáculo mundial ver a republicanos y demócratas, a conservadores y laboristas, a los de derechas y a los de izquierdas a la hora de afrontar una crisis, porque todos actúan igual, todos son intervencionistas, todos argumentan con medidas socialistas. Apoyan a las grandes empresas amigas, entran en el juego de los grupos de presión y manipulan a los votantes cautivos en nombre del bien común; mientras tanto, todos los demagogos populistas indigenistas bananeros totalitarios fascistas y antifascistas que existen en cualquier rincón del planeta, aprovechándose de la desesperación de las masas, se frotan las manos e intentan hacerse con el poder político, como solución a todos los males, pero cuya receta nos va a llevar aún más deprisa hacia el abismo como sucedió en el siglo pasado.

Lo deseable para arreglar la jodida crisis financiera internacional es permitir que sean los propios ciudadanos en un marco de libertad y libre mercado los que tomen las riendas de la situación, en vez de proceder a intervenciones cada vez más escandalosas con el dinero de aquellos que lo pueden producir honradamente con su trabajo y esfuerzo. Porque lo que está sucediendo actualmente en la economía internacional es el resultado de inversiones muy arriesgadas en un clima de falso bienestar creado por los Estados socializados y amparadas por éstos, como últimos salvadores, que nunca se hubieran planteado si no existiera esa red pública que garantiza el fracaso de unos desalmados a costa del contribuyente.
Todo es consecuencia del intervencionismo económico, de gobiernos omnipotentes que arrinconan la libertad y la propiedad privada, malgastando la riqueza de los ciudadanos en su particular sueño mesiánico por rescatar una economía que sería capaz de salvarse a sí misma si no se lo estuvieran impidiendo, es decir del triunfo de ese socialismo o capitalismo de Estado, que impone más reglamentos, más control y menos libertad individual. Todo lo contrario a un deseable capitalismo democrático.

Lo más lógico sería que los ciudadanos premiaran con sus libres decisiones a las empresas eficientes, que han sabido gestionarse sin arriesgar y que nos satisfacen con nuevos productos y servicios. Eso significaría que todos elegiríamos en qué queremos gastarnos nuestro dinero, un pecado imperdonable para los gobiernos. Puesto que si nosotros decidiésemos, ellos no podrían hacerlo por nosotros, y por lo tanto no tendrían poder sobre nuestras vidas cuestionándose la necesidad de su existencia. Esa es una idea terrorífica para cualquier burócrata apoltronado en el gobierno de una nación.

Lo peor de una crisis no son los efectos económicos, que al final acaban superándose por el esfuerzo conjunto de los ciudadanos si pueden obrar en libertad. Lo más perjudicial de las crisis son los calamitosos efectos que provocan los políticos intervencionistas cuando quieren solucionarla y que ahogan cada vez más a la sociedad.

Hoy en día, ningún Gobierno tiene ni capacidad ni interés para guiar correctamente la economía, porque su principal objetivo es mantenerse en el poder y medrar.
Volvemos a las viejas consignas: “to” “pa” el pueblo, pero sin el pueblo y con el dinero del contribuyente. ¡No se os ocurra quejaros! ¿Cómo os atrevéis?, ¡pero si lo hacen por vuestro bien!. Eso dicen en las televisiones, prensa y demás medios de comunicación para borregos.

www.lodicecincinato.blogspot.com

http://es.youtube.com/watch?v=2QzaV8iVX-0

Jacques dijo...

¿Cuál es el objetivo de la estupidez de arriba?

Cincinato, el dictador, dándonos consejos sobre el barro del que están hechos nuestros ídolos.

Caia dijo...

Al menos dos comentarios que nada tienen que ver con el tema propuesto.Coki,mudalos a donde corresponda.

Las Malvinas.Si no hubieran enviado tropas a recobrarlas, hubieramos mantenido las relaciones que hasta entonces teniamos con los isleños.No recuerdo realmente si entonces la Thatcher habia preparado alguna maniobra que precipitó las cosas,pero qué locura! Jamás,como se manejan las cosas intercionalmente,podiamos ganar.A pesar de haber tenido una Fuerza Aérea para enorgullecerse,no teníamos ni de casualidad el apoyo logístico de EEUU que si tenian los ingleses.Creo que hubiera sido muy diferente el resultado si no hubieran tenido los satélites de USA y los puertos aéreos y marítimos chilenos(maldito gobierno chileno!)Y de todas maneras,mandar a los chicos de 18 y sin preparación y sin pertrechos adecuados,fue lo peor que podian hacer.Siempre agradezco a Dios que mi hermano menor se haya salvado de la colimba 2 dias después de haber sido reclutado y pelado.(A pesar de eso,durante todo ese año tomó mate cocido y se privó de lujos para sentir que acompañaba a sus compañeros de batallón)Gracias a la hernia de disco no fue del batallón de RICARDO MARIO GURRIERI (GADA 601) que murió allá.Siempre lo recordamos.Cómo podriamos evitarlo si podria ser mi hermano?
Si,el instinto de conservación es innato y la violencia es la respuesta instintiva de éste. Lamentablemente,muchos olvidamos ser buenos animales y dejamos que aflore la violencia cuando no está comprometida nuestra supervivencia.Algunas personas son violentas(muy violentas)por defectos mentales innatos(psicópatas),otras por defectos de crianza(padres violentos,gralmente),otras por razones desconocidas.
Y la violencia no es una sola.No hace falta golpear o matar,basta aprovecharse del prójimo(como en el caso de tantos malditos que se aprovechan de los indígenas,de los desposeídos,los hambrientos,los necesitados, alrededor del mundo.)

Basta prometer mejoras a cambio de un voto cautivo,basta prometer una vivienda digna y dar una porqueria de cartón en medio de desechos cloacales.En definitiva, menospreciar al prójimo y usarlo para lograr sus egoistas fines politicos.Esa es una de las peores formas de violencia por el daño moral que implica.

Caia dijo...

Jaja! Voy a tener que poner vista previa alguna vez! Intercional es internacional.Aclarado.

Anónimo dijo...

Efectos del Clientelismo en la Argentina:
Hay 215.246 mujeres con un mínimo de 7 hijos que cobran un subsidio por superfertilidad.

http://www.clarin.com/diario/2009/04/05/um/m-01891849.htm

Anónimo dijo...

Hola, les queria contar que navegando por la web encontre una web que parece muy interesante, es un foro de politica nacional, creo que es nuevo de hace un par de dias y ya se estan armando unos lindos debates, los invito a que ustedes tambien entren para asi formar un lindo espacio en internet para la opinion politica Argentina

La direccion es:

www.encuentropolitico.com.ar

Saludos a todos

Anónimo dijo...

Ultima vez que entro a éste Blog y explico porque: parecen una banda de expatraidos de la UCD que no saben como seguir bajando línea del ser occidental y cristiano. Parecen sobrinos de Alsogaray. Lamento ver que no se les cae una idea nueva. Falta que de acá a poco propongan el voto calificado o propugnar el fraude patriótico conservador. Les aclaro que no soy pro K (a quien tengo mucho que observarle tambien) ya que toda crítica hacia Uds. la toman como un complot del gobierno. (paranoicos..? nooo que va ser...) En serio, lean libros, infórmense, estudien... y despues opinen.
atte.
Luis

PiensoLuegoPiensoLuegoExisto dijo...

Coki: Excelente, principalmene lo que decís del ser humano buenito desde que nace (prometo un post a futuro al respecto, uno de los temas pendientes que tengo desde que abrí el blog).

Saludos
PLPLE

Coki dijo...

@Martín Maglio, me parece importante el dato de que somos violentos por naturaleza, como vos decís y es a lo que apunto con el post. Por eso, me refiero a que tenemos que entender al ser humano para poder mejorar su realidad. Sino, pareciera que es una lucha entre buenos (la mayoría) y malos (unos pocos violentos).
El caso de la violencia en el fútbol es otro ejemplo, también mencionado en el blog hace un tiempo.

@Blogy, no sé si evolucionamos y tampoco creo que Martín Maglio quisiera decir eso. Hay una tira de Mafalda que me gusta mucho, en la que está escuchando la radio y allí dicen "desde el arco y la flecha hasta las modernas armas nucleares, es increíble cuánto ha avanzado la ciencia", y Mafalda agrega "y lo poco que cambiaron las intenciones".

@B-K, estoy de acuerdo con la primera parte. Pero yo apuntaba a cómo aceptamos la violencia, así sea ejercida por otros. Aun aceptamos, como humanidad, que haya guerras, por más que tengamos en claro los reales intereses detrás de ella y lo que mencionás de quiénes la deciden y quiénes la pelean.

Desvariaste al final y esa parte no creo que merezca mucho comentario.

@Nati, el tema es que esa pasión que mencionás significaba muchos muertos. Inclusive si ganábamos, ¿o acaso los soldados ingleses no son personas?

Disiento con lo último. No veo el problema en que extranjeros compren tierras o empresas acá, siempre y cuando respeten las leyes, como cualquier otro.

@Seba, es cierto que fue un delirio de Galtieri, pero muchísima gente lo apoyó.
Aun me pregunto qué haríamos con Malvinas, pero es otro tema.

@Jacques, coincido con todo excepto con que la sociedad en general repudia la violencia. Lo que creo que hace, como digo en el post, es aceptarla con alguna excusa, que es variable en el tiempo y el lugar. Hoy esa excusa son algunos de los ejemplos mencionados, y otros que seguramente no se me ocurrieran.

Fijate que si dicen que mataron a un delincuente en un enfrentamiento, casi nadie está en contra, aun quienes se oponen a la pena de muerte.

@Diario 2011, lo que conozco de la biblia, como de la torah y otros textos religiosos, habla de muchísima violencia. Aniquilar a primogénitos, genocidios, etc.

@Caia, es terrible e interesante lo que contás. No estoy seguro de que lo último sea exactamente violencia, pero seguro es otra forma de ver la real condición humana. Por supuesto, también incluye cosas maravillosas, no digo que seamos sólo eso ni lejanamente. Pero fingir que somos seres naturalmente bondadosos y generosos es un mal punto de partida.

Les recomiendo el libro Apt Pupil, de Stephen King.

@PLPLE, ¡gracias por el comentario! Espero el post entonces.

maudlin dijo...

@ Luis Anónimo: no sé a quién le hablás porque en este blog participan muchas voces bastante heterogéneas. Pero como no vas a volver a entrar, no sé para qué me gasto!

@ Coki / Caia: un tremendo libro sobre el tema de la violencia humana es "El Señor de las Moscas" de William Golding.

Buenos Ayres Blog dijo...

No hay duda de que mucha gente apoyaba la guerra de Malvinas, y muchos de ellos son hoy los primeros en criticar la guerra.

Cuando hablas de la revista Gente (que es una realidad), también hay que hablar del Fondo Patriótico (que se lo robaron todos los militares y nunca le llegó a los soldados)y la gran cantidad de gente que por compasión por los pibes que ivan a Malvinas, justificaban y mantenían indirectamente la guerra. Es un tema muy dificil que vale la pena discutir.




Muy interesante el enfoque que le diste al post. Un saludo.

Nati dijo...

Hola Coki.

Si, son personas. Pero son soldados muertos (rentados) en una guerra ganada.Acá eran adolescentes con frío y miedo, con menor logística y experiencia bélica. Quedan en el imaginario social con distinto peso.
Con respecto a lo último, me refería a las ventas que se hacen fuera de la ley, como ha ocurrido en el sur, en Misiones, en nuestras sierras, etc.

saludos

il postino dijo...

Lo de Malvinas fue, como dijo BOrges, una huìda hacia adelante de los milicos. Una invasiòn que apelò al nacionalismo más pedorro...27 años después es divertido repasar los nombres de los que apoyaron la invasión. A diferencia de lo que piensan algunos, esa locura fue apoyada por una parte significativa de la población y por representantes de todo el espectro ideológico (con honrosas excepciones, como la de Alfonsìn). Conspicuos peronistas, señoriales conservadores y radicales de pura cepa se subieron al carrito de "el que no salta es un inglés". El nivel de auto-engaño colectivo fue tal que visto desde hoy parece una caricatura de un país bananero. Pero sobre todo, nos debe hacer reflexionar sobre la volubilidad de la ideología de la gente cuando se apela a temas con fuerte carga emocional. Hoy nadie apoyó la guerra, nadie votó a Luder, nadie votó a Menem y, pronto, nadie va a haber votado a Kris para presidente . No me puedo imaginar que eso suceda en países con mayor madurez cívica.

Coki dijo...

@Buenos Ayres, Gente es sólo un ejemplo conocido de varios que seguramente hubo.

Me llama la atención que tengamos un país construido sobre la sangre de miles de personas y nadie parece ser responsable de nada.

@Nati, es cierto lo que decís, pero no deja de ser cierto que disfrutemos con la violencia.

@Postino, lo que decís me hace pensar en cómo otros países, como EEUU, tiene grupos que defienden a guerras como Vietnam o los ataques a Medio Oriente y son aceptados y escuchados. Obviamente, me parecen un espanto ambas guerras, pero al menos hay quienes dicen públicamente estar a favor. Acá nadie puso nunca una bomba, nadie apoyó a los militares, nadie estaba en la Plaza de Mayo, etc.

Ser menemista es un pecado y no se permite discusión posible. Lo mismo que estar a favor de los militares o de cualquiera que no sea el políticamente correcto del momento. Tenemos demasiados lugares comunes y comodidad intelectual.

Anónimo dijo...

eugenia:
yo digo que estoy buscando informacion sobre las geras de malvinas y no me aparece bueno dejo m msn para kien lo kiera y mi fecebook
msn:laruchi-thamy@hotmail.com

Anónimo dijo...

la concha de tu mama q revolea la cartera x la ruta dos ase la paja con todos los camioneros y le chupa la pija toda la noche A MARTIN maglio toda la noiche y toma cheliii le iso la paja toda la noche q tiene como 100 hijos jajja